¿POR QUÉ SOY ANIMADOR?

27 noviembre, 2009 por · 47 comentarios 

Te dejamos aquí un espacio para que te ‘desahogues’. EXPRÉSATE, y cuéntanos cuáles son tus motivaciones para ser animador, por qué tienes ese gusanillo dentro que te dice que animes, qué pasa por tu cabeza cuando estás con los chavales… A lo dicho,¡exprésate!

Comentarios

47 de respuestas a “¿POR QUÉ SOY ANIMADOR?”
  1. JooOrgE Mendiguchía dice:

    ¡Hola!
    Me presento: me llamo Jorge Mendiguchía Hernández
    Estudie en los Salesianos y llevo en grupos desde 1º de E.S.O y me he presentado a ser animador.
    Pues me gustaría ser animador para seguir formándome como persona y mientras hago ese camino ayudo a otros jóvenes para educarles para que sigan el camino de Jesús y crezcan como personas.
    Además que en toda la vida que he estado en grupos me empezó a gustar todo lo que hacían los animadores por ellos mismos y por los demás y me empezó a gustar y decidí, cuando se me presento la oportunidad, de que tenia que enseñar todo lo que me enseñaron a mi y poder ser el referente de algunos jóvenes como lo han sido grandes monitores sobre mi.

  2. Diego Pedrayes dice:

    Hola, soy Diego, llevo toda la vida en el colegio salesiano, desde los 8 años llevo en grupos de fe, y voy a presentaros mis motivos por los que me gustaría ser animador.
    Me gustaría serlo para que los grupos de fe no desaparezcan y sigan adelante, que los chavales puedan seguir su formación en la fe en Jesús, y que vean que sigue habiendo gente que gasta su tiempo en Él. Para que puedan ir a un sitio para reunirse y poder hablar de Dios con total libertad, y que este espíritu salesiano nunca muera.
    Un saludo.
    Diego

  3. Sandra dice:

    Yo quiero ser animadora para aportar mi granito de arena. Porque desde pequeñita he vivido en el ambiente salesiano y siempre he estado muy metida en él, es un trabajo que valoro mucho y del que siempre he querido tomar parte de forma directa, y poco a poco he ido haciéndolo.

    Desde la catequésis para la primera comunión hasta hoy, he ido acudiendo a grupos de fe, y poco a poco con más consciencia de lo que hacía e con más interés. Poco a poco va surgiendo vocacion, ganas de entrar un poco más en este proyecto, ganas de ayudar a jóvenes como yo a ir formándose y ayudarles a que anden su camino. Ganas de formar personas, buenas personas.

    Ser capaz de acercarles al ambiente salesiano, ayudarles a entender las enseñanzas de Jesús.
    Ayudarles y apoyarles en todo lo que esté en mi mano. Compartir mis experiencias ya vividas con ellos.
    Pero tambien para poder seguir formándome yo, para aprender de ellos con las nuevas experiencias que comparta junto a ellos y absorver todo lo que me puedan aportar y enseñar.

  4. Tomás Ochoa dice:

    Hola me llamo Tomás i bueno hoy nos ha llevado Xabi ha la sala de ordenadores para que escribamos a todos los que quieran verlo nuestras razones para ser animador i bueno estás son mis razones.

    Quiero ser animador, porque quiero enseñar a los chabales con los valores que nos han enseñado durante todos estos años y así ayudar lo mismo k nos han ayudado a nostros i formar parte de la familia salesiana!

    Además como todos estos años he estado en somalo y en grupos he visto como nos lo podemos pasar bien aprendiendo i ayudando i lo que es más importante enseñando.

  5. Raúl San Miguel dice:

    Hola soy Raúl y nos han propuesto escribir porque quiero ser animador asi que tratare de explicarlo.
    Nunca habia estudiado en salesianos hasta el año pasado aunque todos mis amigos han estudiado alli,como me dijeron que me apuntar en grupos me apunte aunque no sabia muy bien que era.
    Despues de apuntarme e ir todos los viernes a grupos decidi ir a somalo y alli fue cuando me convencio.
    En somalo los animadores todo fue fantasico y pense que seria genial poder hacer lo mismo que hicieron conmigo en somalo asi que me apunte a preanimadores.
    Esas son mis razones y a medida que pase el tiempo puede o no que aumenten.
    Dependiendo de eso vere que hacer en el futuro, continuar o no.

  6. Víctor García dice:

    Yo, Víctor, llevo desde 2º de primaria en los salesianos. He participado en campamentos, excursiones,… El ver las cosas desde dentro te hace apreciar y ver lo bueno, por lo que yo quiero ser animador.
    Mi motivo, el cual me mueve a realizar esta obra, es poder demostrar y aportar a los chavales lo mejor
    de mí, lo que me han enseñado durante estos últimos años en convivencias, campamentos, grupos, …
    todos los animadores. Yo quiero seguir el ciclo, que espero, sobre todo, aprender más, ya sea con los chavales y demás monitores de más alto rango, que me permitira ver las cosas desde otro punto de vista.
    En conclusión, lo que me motiva es la suerte de poder transmitir todo lo aprendido, y así poder demostrar
    lo importante y vital de estos años en grupos a las siguientes generaciones y darles una buena orientación.

  7. Elena Gómez dice:

    Hola, soy Elena de Santander. Llevo dos años en grupos. Dos años que me han hecho saber aprovechar al máximo esta experiencia, cambiar por completo mi persona, ser más madura, más responsable, aprovechar más lo que tengo, y reflexionar sobre lo que quiero ser o hacer en mi vida, uno de esos proyectos, es la función como animador.
    Ser animador es algo que me llena por dentro, algo voluntario, por lo que creo que lo mejor para decir que quiero ser animadora es porque hay algo dentro de mí que hace que quiera enseñar y transmitir a los chavales tras un proceso de formación, al igual que mis monitores están haciendo conmigo durante estos años. Quiero serlo porque aparte de educar a generaciones más pequeñas, creo que es una etapa importante en mi vida para la madurez, para ser más responsable, para ser mejor persona, porque aquí encuentras verdaderas amistades, tienes un núcleo de unión, y sientes que haces algo en la vida por ayudar a los demás sin querer recibir nada a cambio. Porque haciendo esto, es encontrar un punto de felicidad al ver que haces felices a los demás, por poco que sea, porque ellos ven lo que haces con ellos y te lo agradecen, y porque eso hace de tí aún una persona más grande.

    Un saludo.

    Elena

  8. javier perez dice:

    Hola, buenas tardes. Me llamo javier pero mucha gente me conoce por “Xavo”.
    Soy un chaval de santander que lleva los ultimos cuatro años en grupos y despues de esa experiencia decidi hacerme animador. Tras meditar largamente logre sacar unas razones que esperon que no sean superfluas.

    Mis razones para ser animador son sencillas: intentar ayudar a los chavales con sus problemas, darles la oportunidad de hablar conmigo sobre sus dificultades para evitar por una parte que cometan errores , y por otro para poder remediar, en la medida de lo posible, dichos fallos.
    Ademas, quiero tener la oportunidad de relacionarme con chavalines a los que poder guiar un poco en su vida, intentar que se conviertan en buenos jovenes y no en pequeños delicuentes.

    Un saludo!

  9. Héctor Velarde Cagigas dice:

    Hola, me llamo Héctor y a continuación os voy a explicar los principales motivos por los que me siento motivado a ser animador y prepararme para ello. Principalmente porque llevo desde los 3 años yendo al colegio “Salesianos” de Santander así que estoy familiarizado con la familia salesiana y desde hace unos 6 años con el entorno de Somalo Joven. Yo quiero ser animador porque ya desde pequeño llevo asistiendo a grupos desde que empecé en la catequesis preparatoria para la comunión hasta éste, mi cuarto año de grupos de fe en cuarto de la ESO así como participando en los distintos campamentos y convivencias de los distintos años incluso un campobosco realizado este verano en Francia. Por eso quiero transmitir todo lo que me han enseñado durante mis distintos años a los chavales a los que formaré y daré grupos.
    También porque así podré continuar participando en el entorno de somalo joven y asistiendo a somalo estos últimos años como chaval y los siguientes como animador o monitor, y que quiero ir todos los años que me sean posibles.
    Y por supuesto que seguiré asistiendo en mi formación también en grupos ya que para poder transmitir la fe que yo siento a los demás, tengo primero que formarme y ser protagonista y conocedor de ella.
    Por último mis objetivos son prepararme muy bien este año y aprovechar al máximo esta oportunidad de la que formo parte junto a otros compañeros, para que durante los años siguientes esté bien formado para animar y educar a los demás jóvenes como me han enseñando a mí.

  10. javier López dice:

    Hola soy Javier López
    Empezé a estudiar desde el principio en los salesianos y entré en grupos en 2º ESO.
    Desde que empezé me gustó la labor de los animadores ya que nos enseñan y nos hacen año a año crecer como personas.
    Por eso cuando se me dio la oportunidad de ser animador no me lo pensé.
    Por eso quiero ser animador para poder enseñar y formar como personas a los chavales igual que han hecho con migo y a la vez divertirme y seguir formándome como persona.

  11. Andres Alonso Isa dice:

    ¿POR QUÉ QUIERO SER ANIMADOR?

    ¡¡¡¡¡¡Hola a todos/as !!!!!! Santander, 27 – 11 -2009

    Hola amigos/as, me llamo Andrés Alonso Isa muchos me conocen como “coloccini” y llevo toda mi vida en el mismo colegio: los Salesianos de Santander.Llevo aquí desde los tres años y la verdad es que estoy contento del colegio que escogieron mis padres para mí,de aquí han salido mis amigos ,mis logros deportivos ,y mis mejores recuerdos.
    Tengo dos hermanos Manuel y Pablo los dos estudiaron en el colegio al igual que yo, Manuel el mayor de todos es animador desde los 17 años y ya lleva 6 años desde que empezo, él ha sido uno de los grandes causantes de que quiera ser animador.

    -Pienso que enseñar a los chavales todo lo que me han enseñado a mí antes, sería una ocupación que me llenaría por dentro.
    -También para crecer como persona.
    -Continuar con mi formación como cristiano.
    -Me gustaría vivir la experiencia de ver las cosas desde el otro lado como es el del animador.
    -Dar ejemplo a otros con mi actitud.
    -Ganarme la confianza de la gente.
    -Continuar yendo a somalo no solo como chaval sino como animador.
    -Aprovechar la experiencia que tengo para enseñar a los niños/as y a su vez aprender de ellos.
    -Como mis animadores han influido en que yo quiera ser animador, también me gustaría influir en otros para que sigan mi ejemplo.
    -Me gustaría seguir muchos años más en grupos y en somalo, para que perdure esta labor tan bonita muchos años más.
    -Seguir ayudando en la labor de educar en la fe cristiana a los chavales y que sigan haciendo amistades entre gente de otras comunidades o lugares al igual que yo lo he hecho.
    -Ayudar en mi colegio de toda la vida hasta cuando este en la universidad.

    Andrés Alonso Isa

  12. Hugo dice:

    Antes de nada quiero decir que leyendo cosas así es cuando te das cuenta de verdad de que todo lo que haces no cae en saco roto y te dan muchisimas más ganas de seguir adelante con esta labor.
    Es increíble echar la vista atrás tan solo unos años y ver que muchos de los que hoy son preanimadores escribiendo aquí eran unos niños todavía cuando les conocí allá por 1º de la ESO. Quien iba a dar un duro por vosotros e??? jajajaja es broma.
    Este es un buen momento para intentar recordar por qué empecé en todo esto y qué es lo que me anima ahora por si os puede servir de ayuda, ya no tanto de ejemplo jaja ;)
    Como algunos sabreis y seguro alguien más diga, empezamos muchos de mi edad el mismo año (Nitro, Javi, Fer, Adri, Sara, Quique…) todos estábamos en grupos y no nos perdíamos ninguna actividad, se nos propuso la idea de continuar de animadores y ni nos lo pensamos. Yo quería devolver de alguna manera aquello que nos habían entregado (tiempo, ganas, fe…) nuestros monitores de aquel entonces, todavía los seguimos recordando a todos (Chema, Adriana, Elena…) y otros muchos que todavía siguen en activo… :D qué mayores nos estamos haciendo.
    A parte de esto también me gustaba mucho la idea de no abandonar Somalo, esa casa engancha, y mucho; y la verdad que vivir la experiencia desde este lado es todavía más impresionante.
    De lo que puedo decir que nunca me había esperado tanto es de vosotros, de los chavales, la verdad que tantos momentos pasados juntos llega a crear un vínculo inmenso, una sensación de poder formar parte activa en vuestra formación como personas y como cristianos, eso es lo que más llena; el poder ver que algo que unas personas te han contado y enseñado a ti, tú puedas transmitirlo a otras personas y que además le llegue.
    Mucha gente de fuera de este entorno se sorprende al conocer que no se cobra un duro por hacer estas cosas, pero la verdadera recompensa nuestra (y creo que la mayoría coincidimos) sois vosotros, vuestra alegría y el ver como esa madurez y esa fe se aumentan ante nuestros ojos y con nuestro acompañamiento.
    Estoy orgulloso de veras de vosotros y de otros tantos que aunque no hayan seguido la labor, son unas personas que me habría dolido no conocer.
    Ya voy concluyendo lo prometo jajaja aunque no sin antes recordaros que necesiteis lo que necesiteis, contad con nosotros, de verdad os lo digo :D Un abrazo muy fuerte a todos y adelante con algo tan bonito :D

  13. Txetxu dice:

    Yo, aunque tengo algún mes más que Hugo -¿te acuerdas cuando íbamos a la cate de primera comunión?- diré que también comencé de animador. Primero en el oratorio de Urnieta cuando tenía unos 16 años, y luego llevando grupos en el colegio de Santander, con chicos a los que yo solo les llevaba un par de años. ¡Qué tiempos! Podéis imaginar lo difícil que era para mí ser animador de casi compañeros míos…
    Quiero deciros que el culmen de todo este “negocio” no es ser animador, por importante que sea. Lo importante es dar siempre un pasito más. Y como creyente, debo reconocer que Jesús siempre empuja a dar ese paso de más…
    En mi caso fue dejar el “voluntariado” y hacerme salesiano, que es otra forma de compromiso voluntario….aunque para toda la vida. Después de 28 años de aquello puedo decir que mereció la pena y que merece ser educador de chavales y chavalas; hacer camino con ellos, ayudar en sus dudas o en momentos de infelicidad….merece la pena de verdad. Así que a todos los presentes….esta es la invitación (no mía, sino del mismo Jesús)….¿te atreves a ser animador para toda la vida?
    Me alegra de que Hugo y los demás -esos niños míos de los que fui catequista en 1ª comunión- siguen siendo estupendas personas y cristianos en camino-como todos- al lado de los jóvenes. Gracias por vuestro compromiso.

  14. Abeltxo dice:

    Yo no soy tan viejo como el abuelo del comentario anterior. Me llamo Abel y crecí en el barrio de Kaputxinos en Rentería (Gipuzkoa). Un barrio hecho para meter gente y sin pensar en espacios donde convivir y pasar horas de tiempo libre. Pero desde sus inicios hubo ahí una comunidad de salesianos que, viviendo en un piso, como el resto de vecinos, empezaron a dar vida a esas altas torres de gente nueva.

    Dice mi madre que desde pequeño me fue eso de animar. Yo tenía 9 años y organizaba teatros y marionetas y juegos en mi portal y en la habitación pequeña y en la sala de mi casa. Así que supongo que el estilo que tenían los salesianos de dar vida a mi barrio desde los pobres locales parroquiales me engancharía. Eso y la cercanía y sencillez que mostraban en la vida diaria del barrio.

    Yo me apuntaba a todo lo que podía… teatro en el cole y en la parroquia, festivales, juegos, campeonatos de verano… y poco a poco, con la confianza que me supieron dar los salesianos… pues empecé a echar una mano.

    ¡¡Me encantaba eso de llenar de vida los rincones del barrio!!
    ¡¡Me encantaba llenar de vida las horas muertas de los tiempos de vacaciones!!

    Para mí hasta los 18 años animar era eso… llenar de vida y entretenimiento mi barrio.
    Luego fui entendiendo que animar era también educar,
    acompañar, escuchar… y eso ya no tenía tanto que ver con las actividades
    sino con las personas.
    Desde entonces, con mis 18 años… decidí ser animador
    para dar vida al corazón de las personas, de los jóvenes de mi barrio.
    Entendí que animar no es entretener… sino educar y acompañar.

    Y creo que así empezó todo… ¿o lo habré soñado?

  15. Txetxu dice:

    Creo que te conozco…aunque me falla la memoria. ¿No serás franciscano?

  16. Maria Palacios dice:

    Que por que soy animadora??? Pues la verdad es que esta pregunta deberiamos de plantearnosla cada cierto tiempo. Yo después de tantos años hay veces que se me olvida y me hace falta un toquecito de atención para recordar que yo me hice animadora solo por una cosa: transmitir un mensaje que a mi cuando era niña me transmitieron.
    Hay veces que la gente me pregunta: y eso lo haces gratis?? yo les contesto que si. Ellos me miran pensando que soy una pardilla y que hay un hijo de una vecina de su pueblo que por hacer esto se saca para irse de vacaciones. Lo que ellos no saben es que para mi hacer esto es tan divertido y tan gratificante como un sueldo. No saben que yo cada vez que tengo grupos se me pone una sonrisa en la boca y cuando se acerca Somalo me vuelan unas mariposillas por el estómago que son dificiles de quitar. No saben que lo que significa para mi ser animadora es ” estar en medio como el que sirve” :P y esto aunque a veces lo digo como una broma creo que es la esencia de ser animaor, estar con ellos y darles eso que ellos piden, y no son piruletas no… jajaja son experiencias para seguir un camino que en muchos casos no esta muy claro.
    Por que yo recuerdo cuando era una niña y venia a grupos o iba a Somalo, una semana antes del campamento mi hermana y yo ya estabamos nerviosas y mi familia nos decia : “yo no sé qué hareis alli que os gusta tanto”. Pues nos daban tiempo, cariño, consejos, nos regalaban recuerdos que no se olvidan, conociamos a personas geniales… Esto es lo que me gustaria dar a mi chavales tanto en el Somalo como cada viernes. Y os aseguro que hay dias que cuando terminas piensas si lo que querias decir lo habran entendido, si has respondido bien a lo que te han preguntado o si eso que habeis hablado lo aplicaran a sus vidas. Eso es experiencia que se gana con los años y que seguramente yo no tengo a pesar de que ya llevo unos pocos.
    Por todo esto yo me ” estoy haciendo animadora”.
    Yo no estoy en posición de dar ningun consejo asi que simplemente os animo a que no perdais todo por lo que quereis ser animadores.
    Un saludo.

  17. Rocío dice:

    Bueno, creo que ha llegado el momento de escribir aquí. ¿Por qué soy animadora? buena pregunta, que no es fácil de contestar,,,pero lo intentaré.
    Para empezar,un motivo para seguir adelante es ver esto, todos vuestros comentarios,,,de los que estais empezando con tanta ilusion como cuando me toco a mí,incluso algunos he tenido la suerte de darles grupos (Hector,Andrés…). Ver que estais con las mismas ganas de transmitir todo lo que habeis ido aprendiendo y seguimos aprendiendo día a día. Ver que hay gente que sigue el mismo camino que otros empezamos hace unos años es una alegria inmensa :D .
    Como he dicho me gusta ser animadora para poder transmitir lo que un dia me enseñaron a mi. Tras unos años sigo con la misma ilusión todos los viernes dando grupos porque, aunque mucha gente no entienda porque hago esto sino me pagan nada, no ven que realmente estar con unos chavales todas las semanas, las convivencias, campamentos,,,te compensa todo! :) no todos los días son maravillosos y sale perfecto pero de eso también se aprende y te hace mejorar. Ver como un niño te dice que estar en grupos y ese campamento ha sido lo mejor que le ha pasado y que quiere que llegue septiembre para volver a empezar no lo paga ningún dinero.
    Alguna vez en casa nos han preguntao a mi hermano y a mi que tiene esto para que sigamos ahí y es que esto engancha. El poder ayudar a que se formen en la fe , aconsejarles, animarles a seguir en esto, es lo que me anima a mi a seguir aquí. Es dificil de explicar pero seguro que lo vais experimentando poco a poco los que estais empezando, como lo sigo haciendo yo que también me estoy formando en esto.
    Así que para acabar animaros a seguir en esto porque realmente merece la pena!=) así que adelanteee! :D

    Un saludoo

    Rocío Zorrilla

  18. Iván dice:

    ¡Hola!

    Me presento. Soy Iván de Urnieta, y mi primer contacto con una casa salesiana fue cuando tenía 8 años, empecé como chaval en el oratorio, y después en el colegio, luego en la Txaranga y más tarde como animador en el club de tiempo libre, luego como chaval en los grupos y finalmente como animador de grupos.

    Cuando me propusieron ser animador no me lo pensé ni un momento, tenía claro que quería serlo así como los motivos:

    Quería enseñar a los chavales con los que tantas experiencias he compartido (con la mayoría de ellos en el club) que en estos tiempos en los que nadie da nada a cambio de nada, hay Alguien que les REGALA todo su amor, que CONFIA en ellos… Alguien que no les da todo eso para que lo guarden, sino para que lo compartan.

    Para mi ser animador no es simplemente descubrirles ese regalo de Dios, sino que es algo mas, es mostrarles que en cualquier momento, hasta en los más difíciles, podemos encontrar la presencia y el cariño de Dios.

    Pero no os voy a engañar, también soy un poco egoísta. Ser animador de grupos muchas veces me aporta más de lo que yo aporto, los chavales crecen como personas a la vez que yo también crezco, les intento aportar mis experiencias, pero muchas veces las de ellos me enseñan mucho mas.

    ¡Un saludo!

  19. Otro Iván dice:

    Buenas, soy Iván, animador de grupos de fe de Vitoria.

    Cuando terminé la catequesis de comunión me apunté a TIEMPO LIBRE a una nueva parroquia que habian abierto en mi barrio (salesiana descubrí “hace poco”) , era una hora a la semana y poco a poco los juegos se fueron transformando en charlas, y los comentarios en compromisos.

    De hablar de Gran Hermano pasamos a hablar de la cuadrilla de Jesús, y de quedar para hablar nosotros solos, a ayudar a niños y niñas a que descubrieran a aquel amigo nuestro que nos habia hecho cambiar.

    Muchos amigos nuestros se quedaron por el camino, se quedaron con el Gran Hermano, los juegos, los cariños de los niños (que no están mal)… pero unos pocos nos decidimos a continuar dando un paso más con la confirmación.

    Yo tras algunos años de reflexiones, juegos, oraciones, eucaristías, somalos, cantos, acampadas, cenas, sonrisas y lágrimas, he descubierto que presentando mi testimonio de cristiano comprometido a los jóvenes soy feliz y puedo hacer remover algún que otro corazón; con eso me basta. Con que alguien diga: “¿Lo que hace este es ser cristiano? Pues no está tan mal, yo también me apunto.” a mi me vale.

    Me he extendido demasiado. sorry. Nos vemos por la vida.

  20. Ainara dice:

    ¿Por qué soy animadora?

    La verdad que es una pregunta dificil de contestar… no todos los días, pero si que lo he pensando más de una vez… y nunca he logrado buscar una sola razón para ello. Porque empiezas a pensar… y te vienen mil y una razón a la cabeza… miles de momentos que has podido vivir como animadora… y no es facil…

    Yo empecé en 5º de primaria a ir a grupos… creo que ninguno de los que nos apuntamos sabíamos donde ivamos a ir, o que era aquello… pero allí fuimos. Aunque yo más o menos sabía de que podría ir todo… porque tenia personas a mi alrededor que habian estado en todo este movimiento. Poco a poco empecé a entender de que iba todo… me gustó y he estado yendo asta mi último año.

    Cuando llegué a 3º de la eso nos dieron la oportunidad de poder ser preanimadores durante dos años, para que todos los que quisieran seguir de alguna manera ayudando y poco a poco meterse en el ambiente salesiano pudieran hacerlo o al menos probar si realmente serviamos para ello.

    Despues de estar dos años y haber terminado 4º de la eso, ahí fue cuando ya nos dijeron y nos dieron la oportunidad de pasar a ser animadores. Yo no lo tenía muy claro… pero aun y todo algo me decía que tenía que ir y provar. Y así lo hice.

    En primero de bachiller tuve mi primer grupo acompañada de otra animadora, y la verdad que al principio no me sentía del todo agusto, pero según pasó el año sentía que cada viernes era diferente y que cada vez iba mejorando tanto la relacion o el contacto con los chavales aquellos como con todo lo demas. Y terminó siendo un año increible… hasta que llegó la hora de los campamentos… no puedo negar que fui con miedo, miedo porque era primera vez que iba de campamento como animadora, había estado yendo durantes muchos años de chavala… y sabía que era algo impresionante… pero esta vez era diferente.

    Tanta gente que no conocía, animadores de todas las edades, mis chavales que aun les estaba conociendo… eran muchas cosas… pero gracias a la animadora que tuve en el grupo que me ayudó muchisimo, y sobre todo a los chavales que me hicieron todo facil, me volví de allí con una pena inpresionante… y ahí es cuando me di cuenta de que servía para ser animadora. Y ellos son la razón por la que seguí siendo animadora y hoy sigo pensando lo mismo… quiero seguir enseñandoles todo lo que me enseñaron a mi en su dia… quiero verles crecer como lo estao aciendo hasta ahora. Porque lo más grande que hay es la sonrisa de ellos.

    Y porque a mi tambien me hacen crecer dia a dia… sólo con verles, ver que son felices, ver que poco a poco van aprendiendo, ver que tienen esa ilusión… pero sobre todo ver que por poco que sea les he enseñado algo… es algo increible. Yo con eso soy la más feliz. Ya me siento grande con tenerles a mi lado.

    Y sólo decir que este año es el 4º año de animadora… y sé que aun me queda mucho por aprender y que transmitirles… y que seguiré siendo animadora hasta que las cirscustancias de la vida me lo impidan!

    Sólo se que merece la pena darles mi tiempo a ellos… :)

  21. Alicia de la Fuente Cerviño dice:

    Hola a todos chic@s.
    Me llamo Alicia y seguramente algunos ya me conozcais. Actualmente estoy estudiando en la Universidad de Cantabria el grado de educación infantil. He estudiado en Salesianos durante 10 años y si hay algo que personalmente ha marcado mi vida es comenzar en grupos, donde he campartido 5 años de mi vida. Este ha sido mi ultimo campamento como chavala y me encantaría poder continuar esta experiencia como animadora.
    Estar en grupos me ha servido para descubrir cosas en mi que ni yo conocía. Pero sore todo, esos campamentos en Somalo que todos deseamos que llegue el verano para poder ir. Allí conocí a las que hoy en día son d mis mejores amigas. También, me quedo con la relación con algunos monitores, que han sido capaz de sacar lo mejor de mí. Lagente piensa que son simples animadores pero para nosotros son mucho más. Esta es la razón que más pesa en mi decisión de ser animadora. Poder compartir mi tiempo con los peques, ayudarles en todo aquello que pueda, animarles a seguir un buen camino que será decisivo en su vida, compartir experiencias juntos, aportarles nuevos valores y también aprender yo de ellos, ganar la confianza de ellos y que puedan tratar temas conmigo que igual no se atreven a compartir con otras personas, mostrarles todo aquelloque mis monitores me enseñaron a mi, sacar lo mejor de todos y cada uno de ellos… Son muchos los motivos que me llevan a tomar esta decisión, pero sobre todo, porque me llena de orgullo saber que puedo sacar muchas cosas de mí y que así, voy a crecer como persona y me va a ayudar a continuar mi camino.
    Esto es sólo una milésima parte de mis razones ara ser animadora, pero quí queda más o menos resumido.
    Mis monitores me dijeron que tenía mucho que aportar y ofrecer y que si tenía la oportunidad, no la dejara escapar. Y eso es lo que haré.
    ¡un saludo!

  22. Sandra Montes dice:

    Hola, me llamo Sandra, tengo 17 años y estudio 2º de Bachiller en el colegio Salesianos Santander.
    Vine al colegio en 1º de la ESO, fue una etapa dificil para mí, eres nueva, no conoces a nadie y prácticamente, apenas te relacionas. Por aquel entonces, lo que menos me apetecia era apuntarme a ‘algo’ que ni siquiera sabes muy bien lo que es, hoy en día, con el paso de los años, te das cuenta de que estabas equivocada, de que nada de esto tiene que ver y que por el contrario, te ayuda en todos los ámbitos de la vida. Todo esto dio un giro inesperado en mi 2º año en el ‘cole’, me dije: ¿Y por qué no?, ya es hora de arrancar y poder mostrarte tal y como eres, demostrar lo que tu vales. A raíz de esta decisión, todo ha cambiado, he tenido unos monitores estupendos, que me han ayudado y guiado a lo largo de todo este proceso y que en parte tienen la culpa, de forma positiva, de que yo este aqui hoy, sentada escribiendo esto, porque son los que me han hecho ver ‘grupos’ de una forma diferente y hoy en día, continuan haciendolo, tanto dentro como fuera de las reuniones…y aqui estoy, haciendo el curso de premonitores puesto que me gustaría ser animadora para poder dar un poquito más de mi, ayudar a otro jóvenes en este proceso y poder compartir con ellos el espíritu salesiano que tantas alegrías me ha dado y permitido, en el día a día, en grupos, en variopintas convivencias y en esa semana en Somalo con gente tan maravillosa que te transmite tantas cosas. Pero también es una buena ocasión para, personalmente poder seguir aprendiendo de las experiencias de la vida, de todo lo que estos ‘chavales’ me pueden aportar y puedo aprender de ellos, porque la experiencia esta en el día a día y muchas veces en las personas que menos nos esperamos, y porque no tiene nada que ver la edad ni los pensamientos de cada uno para poder transmitir y enseñar.
    Espero poder aprovechar al máximo estas pequeñas charlas que tenemos a lo largo de este año con Xabi, que nos intenta, de una forma dinámica, enseñar como tomar las riendas de un grupo en un futuro, espero no muy lejano.
    Un saludo, Sandra.

  23. Alexandra Zamanillo Ruiz dice:

    ¿Por qué soy animadora?

    Hola, soy Alexandra y responder a esta pregunta es a veces un tanto complicado, porque suele ser un cúmulo de sentimientos y sensaciones vividos desde pequeña.

    Llevo en los Salesianos desde los 3 años y siempre estuve familiarizada con el estilo salesiano. Me apunté en grupos con 10 años, al principio simplemente por curiosidad, veía que mi hermano iba todos los viernes y que al llegar el verano se iba a “Somalo”, yo no tenía ni idea de lo que era pero todos hablaban genial de aquel lugar.

    Años después empecé los grupos en secundaria, era totalmente diferente y allí conocí a Fer, Hugo, Óscar, Sara…y empezamos a formar una piña entre los compañeros, nos conocíamos mejor, confíabamos más los unos en los otros y comenzábamos con las reflexiones, e incluso algunos nos confirmamos en la fe tras una larga etapa en la que conocimos a mucha gente en Somalo, donde cada uno daba lo mejor de sí mismo.

    Tambiés es gracias a todos los momentos vividos en las convivencias, grupos, y en la calle, cualquier momento era bueno para “saber” algo nuevo. Todos nos íbamos convirtiendo poco a poco en jóvenes sin ser los niños que un día empezamos en un mundo conocido a causa de la “envidia” que nos daban los más mayores.

    Con el Oratorio poco a poco he ido viendo que me gusta eso de animar a los chavales y cada semana me llevo la recompensa de sus sonrisas y siento motivación para continuar en el mundo de la animación.

    Por todos estos años en los que he vivido exeriencias inolvidables, gracias al trabajo que realizaron un día mis monitores, he decidido ser animadora para poder seguir adelante en esta nueva etapa y realizar el mismo trabajo que un día ellos hicieron conmigo.

    Un saludo,

    Alexandra Zamanillo

  24. Andrea Villa dice:

    Hola, me llamo Andrea. Nos ha pedido Xabi a todos los premonitores que escribamos las razones por la cuales queremos ser animadores.
    Llevo en el colegio Salesianos Santander desde que tenía tres años, prácticamente toda mi vida. En primero de la ESO comencé a dar grupos en el colegio, asi hasta segundo de Bachillerato, donde estoy ahora. Al principio venía a grupos pues sin mas, una cosa más que hacer los viernes por la tarde y asi apovechar para estar con los amigos. Con el paso del tiempo todo eso ha ido cambiando, estar en grupos y en Somalo me han aportado muchas cosas en mi vida: nuevas amistades, buenos momentos, reflexiones y buenos consejos, madurez… es increible como poco a poco tanto animadores como Salesianos y chavales hemos ido formando una “gran familia”.
    Por todo esto, ahora que estoy llegando al final de mi etapa como chavala, me gustaría que todo esto no acabara aquí, quiero seguir compartiendo momentos. No sé si el día de mañana llegaré a ser una buena monitora, pero lo que si es seguro es que lo voy a intentar, aprendiendo de los chavales y transmitiendo lo que mis monitores me han enseñado.

    Un saludo, Andrea.

  25. María Diego San Emeterio dice:

    Hola chic@s!!
    Me llamo María, ahora mismo estoy estudiando Magisterio Primaria en la Universidad de Cantabria, pero hace tiempo estuve en este colegio durante 13 años que fue lo que me movió a comenzar en grupos, hice la comunión y tras esto seguí en grupos de fe durante los siguientes 8 años, utilizando los últimos para preparar mi confirmación; durante 6 años pude conocer lo que se siente al entrar en la mágica casa de Somalo, pero el año pasado eso terminó, y allí ya no volveré nunca más de niña. Fue allí donde tantas cosas viví y donde conocí a tanta gente, puede ser esto una de las causas por las que ahora mismo me gustaría ser animadora. El poder vivir junto a los niños, lo que mis monitores vivieron junto a mí; para que otros puedan sentir lo que yo sentí al entrar en aquella casa. Ya que lo vivido con los monitores que nos tocaron, llevo a una relación muy fuerte que quizá termino de impulsar mis ganas de ser monitora; ya que ellos consiguieron entrar en mi corazón poco a poco, mostrándome como eran en realidad y ayudándome en lo que necesitaba; hubo una situación en el campamento de segundo ante la cual su reacción me marcó para siempre, animándome a ser en un futuro como ellos, y hoy 4 años después estoy aquí sentada, comenzando este curso de animadora. Además fue en el último campamento de cuarto, con mis animadores de los cuatro años anteriores, cuando me dijeron que sería una buena animadora, y que no perdiese nunca las virtudes que tenía, que me ayudarían en la vida; por lo que creo que estoy preparada para enseñarles mis virtudes a los niños, pero no solo las mías sino las que mis monitores me transmitieron a mi también.
    Un Saludo a tod@s.

  26. Saray Sotillo dice:

    Buenas! Soy Saray y Xabi nos ha pedido que expliquemos por que queremos ser animadores, así que ahí va…
    Bueno, mis razones para apuntarme a premonitores han ido saliendo sobretodo en los dos últimos años de grupos, yo estuve en grupos desde 5 de primaria hasta tercero de la eso, en 1º de bachiller me volví a apuntar por que lo echaba de menos.
    Ese año empezó otra vez mi vida como chavala de grupos… después de un año aprendí valores que ya había olvidado. Y llego somalo. Allí después de una noche viendo las estrellas me di cuenta que quería que los chavales sintieran y aprendieran lo que yo había sentido y aprendido durante ese año.
    Acabó somalo y me volví a apuntar a grupos.
    En ese año aprendí la clase de persona que quería ser durante mi vida y empecé a crecer como tal. También empecé a poder hablar de mis cosas sin pensar lo que puedan pensar de mí.
    Volvió a llegar somalo. El último somalo y el mejor. Aprendí gracias a cierta monitora y a ciertos amigos que hay que luchar por lo que se quiera a pesar de que el futuro se vea negro.
    Después de eso, aunque ya sabia que quería ser monitora me quedo claro que tenia que hacer lo posible por serlo.
    En resumen (no muy resumido) las razones son:
    - Hacer que los niños puedan aprender los valores que te enseñan en grupos
    - Poder ser para ellos lo que esa monitora ha sido para mi
    - Que disfruten de sus años como chavales y que se lleven un buen recuerdo
    - Que crezcan como personas
    - Que tengan alguien con quien contar en los malos momentos
    Bueno y eso es todo! :)
    Adiós y buena suerte!

  27. Mar Escandón Lozano dice:

    Hola a todos. Mi nombre es Mar. Xabi nos ha pedido que expresemos el por qué queremos ser animadores, asi que allá vamos.

    La verdad, no he estudiado nunca en Salesianos, pero siempre he estado relacionada con esta comunidad, ya que el tío de mi madre es Salesiano. Cuando iba a 3ºESO, poco a poco me fui acercando más a la comunidad salesiana, ya que gente de mi grupo venía al centro juvenil y me invitaron a venir con ellos. Fue un año de cambios, cambios de grupo, y acabe con el grupo que tengo ahora. Todos ellos iban a este colegio, y me animaron a apuntarme a grupos, y acepte. Esta decisión, con el paso del tiempo, creo que fue decisiva.

    En estos tres años, conocí gente, y poco a poco, fui cogiendo confianza con ellos. Venir cada viernes a grupos me hizo conocerme un poco mejor a mi misma, y ayudarme a seguir mi camino más centrada, con las ideas más claras. Aprendí mucho de mis monitores, de todos y cada uno de ellos, cada uno aportó cada su grano de arena en este gran aprendizaje.
    Venir a grupos cada viernes y todo ese aprendizaje que fui poco a poco adquiriendo, me hizo darme cuenta de que me gustaría ser animadora. Y no solo esto, sino que me gustaría transmitirles todo lo que yo he vivido como chavala a los demás que vienen detrás, a los demás chavales que quieren seguir el mismo camino que nosotros. Guiarles en el camino, que si necesitan un consejo sepan que pueden contar conmigo en un futuro (como yo se que puedo contar con monitores que he tenido a lo largo de mis cursos), y vivir las experiencias de otra manera totalmente distinta.
    Como a todos, ir a somalo, a esa casa mágica, me ha marcado mucho. Cada momento allí es un mundo, es mucho más fácil sonreir cuando estás allí, conociendo mejor a la gente y viendo como pasando los días y la confianza crece. Esto es una de las razones por las que quiero ser animadora, no el ir a somalo, sino vivir todas las experiencias que me han aportado en esta etapa.

    El año pasado mi etapa de chavala terminó, pero por ello no quiero dejar este camino. Por eso, me gustaría ser animadora, para poder seguir este camino acompañando al resto. Me gustaría aportar todo lo que he aprendido para asi poderme demostrar a mi misma que soy capaz de ello.

    Un saludo a todos, Mar.

  28. Iván Herrera Noriega dice:

    Hola a todos me llamo Iván Herrera alias pero casi todo el mundo me conoce como “taly” y llevo en los Salesianos desde tercero de la eso y la verdad es que me e preguntado varias veces por que mis padres no me metieron antes en este colegio por que sin duda es el que me ha hecho madurar y ser mejor persona y bueno os voy a poner las razones por las cual me he apuntado a pre animadores para llegar a ser animador así que hay os las dejo…

    - Porque quiero vivir la experiencia de estar al otro lado de los chavales.
    - Transmitir mi experiencia.
    - Porque quiero q se diviertan conmigo como yo lo e hecho en los campamentos con mis monitores.
    - Me gustaría que contaran conmigo y con mi confianza si tienen algún problema.
    - Para no perder y seguir disfrutando de la magia que tiene la casa de Somalo.
    - Para ayudarles a sacar lo mejor de ellos para hacer el bien.
    - Y porque los chavales te enseñan muchas cosas y te diviertes con ellos.

  29. Gema Antolín dice:

    Hola, soy Gema, alumna en los Salesianos de Santander desde hace casi doce años.
    Llevo en grupos de fe desde los nueve, y siempre he creído que mis monitores hacían un gran esfuerzo por estar con todos nosotros cada tarde. Por eso me gustaría poder ser a mi también una de ellos porque, aunque en estos años de grupos he aprendido muchas cosas tanto de mis monitores como de las cosas que nos intentaban enseñar, creo que también se puede aprender mucho de un niño. También creo que todo el mundo tiene algo que enseñar, y me gustaría que los niños aprendiesen lo que me han enseñado a mi y a la vez aprender de ellos.
    Otra de las cosas por la que quiero ser monitora es, que en estos años en grupos, Somalo y todas las convivencias, todos los monitores que han compartido esos momentos conmigo han sabido hacer que les aprecie, y puedo decir que son mi modelo a seguir.
    Esto resume un poco mis motivos, espero que una vez esté dando grupos se amplien.
    Un saludo.

  30. Rafael Inés García dice:

    ¿Por qué quiero ser un animador?

    Hola , me llamo Rafa tengo 18 años y actualmente estoi estudiando ingenieria química aki en santander.
    Llevo desde los 3 años hasta los 18 en el colegio de Salesianos de Santander. Se dice pronto , son 15 años recogidosen un ambiente muy relacionado con la Fe . He conocido muchos Salesianos , monitores y amigos actuales , he vivido experiencias increibles de las que me han servido para formarme como persona.
    (Campamentos grupos cada viernes , las celebraciones de las fiestas colegiales , y la mas reciente de todas LA JMJ11 …..)
    Hace un par de años , la mayor parte de mis amigos se metiern a formarse como yo actualmente a monitores de grupos de Fe , yo no tenia claro si queriaserloo no , entonces esperé.
    Y en estos dos últimos años ( etapa de bachillerato) de los 6 que llevo yendo a grupos de Fe , me han animado monitores , amigos a iniciar un segunda etapa como monitor.
    Mis principales objetivos ppor los que quiero ser un monitor mas de esta familia son:

    -Ayudar a los chavales desde pequeños a formarse como hicieron conmigo.
    -Ayudarles a solucionar todos sus problemas , ser una persona yo en la que puedan confiar .
    -Ayudarles en sus dificultades.
    -Poder darles consejos de cualquier tema.
    -Conseguir que maduren como personas con el tiempo como hicieron conmigo.
    -Conseguir que vean cuales son los valores en los que se tienen que reflejar cuando sean mayores y que puedan tomar todo lo que yo he adquerido en estos años.
    Por último espero que este curso de preanimador me ayude a formarme mas , para llevar a cabo estos objetivos.

    Rafa. Santander , 11/11/2011

  31. Edu Terán dice:

    Hola, soy Edu, de Santander.

    Empecé viniendo a grupos cuando estaba en 6º de primaria. Todos los años ha sido una buena experiencia para mi en la que me lo he pasado muy bien y que creo que me ha ayudado como persona.

    Al principio éramos muchos los chavales que estábamos en grupos y que como yo empezamos por las excursiones, los juegos y por amigos que estaban apuntados. Pero poco a poco me empecé a dar cuenta que los juegos no eran solo juegos y las excursiones tampoco eran porque sí, todo tenia una segunda intención de formarnos en unos valores. Pero hubo gente que no se sentía identificada con lo que ahí enseñaban o simplemente porque no lo daban importancia y lo dejaron.

    Ahora que soy más mayor quiero ayudar a otros chavales como yo a descubrirse a si mismos y encontrar una forma de ser que de verdad les ayude en la vida, estando con ellos y sacando de ellos lo mejor en cada momento. Además creo que al ayudar a otros también me ayudo a mí mismo a asentar esos valores que son los que diferencian cualquier otro colegio de éste.

    Un saludo a todos.

  32. Javier Silos dice:

    ¿Por qué quiero ser animador?

    Hola, soy Silos y llevo desde 1º de ESO en grupos, ahora estoy en 1º de Bachiller y he tenido la oportunidad de empezar a formarme como animador.

    Creo que de esta forma puedo ayudar a los chavales con los problemas que les puedan ir llegando. Sé que no es fácil pero para eso estamos aquí. Otro motivo que me ha animado mucho es seguir yendo a Somalo, y así compartir con los chicos/as que vayan las experiencias vividas allí con mis amigos y con los monitores que he estado durante los últimos 4 campamentos. Y creo que tener con algún chaval, la misma relación que tengo con algún monitor ahora estaría bien, y me ayudaría ha madurar como persona, y también a ganar experiencia como animador. Asique, de alguna manera también a esas personas que me han ayudado les debo algo, y no hay mejor manera de agradecérselo que darles a los chavales lo mismo que me han aportado a mí durante estos años.

    Por último seguir en el ambiente salesiano, me ayudará a seguir creciendo como cristiano, y sé que esa es bueno para ayudar a los chicos y chicas, ya que, una de las mejores maneras de que ellos aprendan es contarles los valores que nos han trasmitido a nosotros, y esos valores que yo conozco son en gran parte relacionados con Dios.

    Y por todo esto, tengo la ilusión de ser animador y seguir teniendo un vínculo con los salesianos.

    Un saludo.

  33. Diego Caloca Amber dice:

    Hola, soy Diego Caloca, alumno de 1º de bachiller en los Salesianos de Santander, con este llevo 14 años estudiando aquí y este es el principal motivo de que este escribiendo en esta web. Desde los 3 años me han educado en la fe, y estoy muy orgulloso de ello. Llevo desde 5º de primaria en grupos y cada año es mejor. He ido a convivencias y campamentos conociendo a muchos amigos de santander y de fuera, muchos monitores y salesianos de todos los lados. Ellos me han educado y enseñado muchas cosas de la vida, me han hecho pasar momentos muy felices y pasar momentos muy malos.
    Este año comienzo a ser premonitor y quiero aprender muchas cosas que me ayudaran a mi como monitor y que yo intentare transmitir a todos mis chavales. Me gustaria ser un buen animador, y conseguir que los niños me vean como una figura a seguir, alguien en quien confiar y no como una persona que todos los viernes llega y les da 1 hora la chapa. Que dentro de muchos años sigan acordandose de mi y que el esfuerzo que yo haga les sirva. Que al igual que mis monitores han sido para mi quienes me han metido en este mundillo yo consiga hacer que mis chavales se interesen por esto y que sean unos buenos cristianos.
    Porque ante todo esta Dios, gracias a los salesianos estoy tan cerca de él y pienso que si no fuera por él todo esto no sería nada solo sería un grupo de amigos que se juntan para jugar, pero faltaría los mas primordial.
    Para finalizar me gustaria dar las gracias a muchos de los Salesianos y animadores que han pasado por mi vida y han dejado su huella, que no cambiaen y hagan lo mismo con muchos más chavales que tambien lo necesitan, que al igual que yo han podido pasar un momento malo en su vida

    Saludos a todos!

  34. Lucia Diaz Astoreka dice:

    Hola a todos ! Me llamo Lucía y aunque actualmente estoy estudiando en el Santa Clara 1º de bachiller, llevo en los salesianos 10 años y todavia me siento parte de esta comunidad, nose siempre ha sido esto una gran familia muy unida que te marca un monton.
    Empeze a grupos en primero de la ESO. Al principio me apunte a esta nueva experiencia de venir a grupos, por que venian mis amigos, por que habia oido hablar mucho de Somalo… nose supongo que querria probar la expeiencia… El tiempo fue pasando y las cosas cambiaron, ya que por ejemplo, al principio mi motivacion para acudir viernes a viernes eran mis amigos y las ganas de estar con ellos.. pero nose fueron cambiando, ahora lo que tambien me motivaba a venir eran mis monitores, las ganas de estar con ellos y de poder hablar de temas con total libertad, era algo nuevo que me gustaba… Poco a poco ellos se fueron acercando a nosotros y nosotros a cada uno de ellos… La verdad es que mejore mucho en el ámbito de la fé, porque aunque iba a un cole de curas en los que la religion es muy importante, me hacía falta algo más, y creo que era esto, poder hablar libremente de este tema, opinar y que te enseñen un poquito mas. Y asi fue.
    Ahora miro para atrás cuando Xabi me hace la pregunta de porqué quiero ser monitora, y yo respondo que quiero tratar a los chabales como a mi me han tratado, servirles de ese apoyo que me hizo falta a mi para poder conocerme a mí misma, poder compartir con ellos temas que les preocupan y que necesitan soluciones, quiero que aprovechen cada momento y que sepan sacar de ellos lo mejor.
    Me gustaría por todo esto, ser animadora y seguir teniendo este vínculo tan especial con los Salesianos.
    Un saludo muy grande :)

  35. Javi Gil dice:

    Hola, soy Javi, de Santander, y para hablar de por qué quiero ser animador tenemos que remontarnos 6 años atrás.
    A pesar de que yo llevo toda la vida en el colegio, y de que también estuve en quinto y sexto de primaria en los grupos de los domingos, el momento en el que podemos encontrar la causa de mi ambición está en 1º de ESO. Puedo decir que un principio me apunté por inercia, pasar de unos grupos a otros, casi sin pensar. Pero descubrí que aquel era un mundo totalmente diferente, un lugar donde disfrutaba, y donde podía ser yo mismo. Así mismo, como inspiración para ser la clase de monitor que quiero ser, tengo al que fue mi monitor de ese año, por el que sentí admiración desde el primer día.
    Fueron pasando los años, y cada nueva temporada de grupos me iba dando cuenta de que ya no estaba allí por inercia, sino porque era algo que me gustaba, y me inspiraba. Así que cuando llegué a mi curso actual y me enteré de que podía apuntarme para prepararme para ser monitor no dudé ni un momento en ir a hablar con Xabi para apuntarme inmediatamente.
    Mi gran objetivo es que, algún día, pueda hacer sentir a un niño de primero de la ESO todo lo que he llegado a sentir estos años. Hacer que ese niño, o niños, puedan tener un lugar donde contar sus sentimientos, donde preguntar sus inquietudes, donde aprender valores, donde conocer cosas diferentes… En resumen, un lugar en el puedan sentirse en familia.
    Bueno, y, en resumidas cuentas, esta es mi principal razón para ser animador.

  36. Pablo Gómez Puente dice:

    ¡Hola! me llamo Pablo Gómez Puente y he estado en el colegio Salesianos Santander 10 años, hasta este último que me he cambiado principalmente por la distancia.
    Actualmente estudio primero de Bachillerato y desde primero de la Eso he estado en los grupos de fé. Siempre he participado en todas las actividades que se me han propuesto desde el colegio, sin pensarlo ni un solo segundo, me apuntaba a los torneos, musicales…
    Desde que empecé en esto de los grupos he querido ser animador, pero este deseo se ha ido poco a poco haciendo más grande con los años. La experiencia de campamentos, momentos de grupos todos los viernes, tardes de convivencia en el centro juvenil me han hecho comprender que es el estilo salesiano el que quiero que este presente en mi vida. Por ello, creo que una experiencia tan buena en lo personal no se debe quedar solo en mi sino que se lo tengo que transmitir a los demás, a los chavales que como yo empezarán a los grupos asustados y porque se apuntan sus amigos.
    Además pienso que ser animador no solo va a hacer que enseñe cosas de mi a los más pequeños sino que yo también voy a poder aprender de ellos. Ahora al principio estoy con muchas ganas pero también asustado, como se dará la cosa con los chavales… Solo espero ser un buen monitor y que de alguna manera recompense todo lo que otros monitores me han dado a mi.
    ¡Un fuerte abrazo desde Santander Pablo!

  37. Claudia Guadalupe Toledo dice:

    ¿Por qué quiero ser animadora?
    Hola, me llamo Claudia y estoy estudiando 1ºBachillerato en el IES Santa Clara, y estoy realizando el curso de premonitores con otros tantos compañeros a los que seguro que también les costará encontrar respuesta a esta pregunta.
    Después de leer los comentarios que ya están publicados, es emocionante ver rodeados de niños a personas que escribieron sus motivos años atrás, y me gustaría dentro de cierto tiempo leer mi respuesta y saber que la idea que tengo me sigue acompañando con el paso del tiempo.
    No hay nada mejor en la semana que los viernes “salesianos” un tiempo para compartir con personas que nos han acompañado durante toda nuestra infancia, ya sean amigos, gente que se quedó por el camino y con la que nos volvemos a reencontrar, monitores, o salesianos, personas que dejaron huella en nosotros.
    Cuando hablo fuera del ámbito salesiano de las actividades en las que participo no son capaces de comprenderlo, no saben lo que es formar parte de una familia tras las cuatro paredes de un colegio. Pienso que he sido muy afortunada de haberme educado en la fe y estoy orgullosa de ello, y como cada uno de los animadores que dan grupos, quiero recompensar lo que me han dado, enseñar a los niños los valores que tengo la suerte de tener.
    Además, creo que ésta es una decisión que te hace crecer como persona, te aporta madurez, y dejas de pensar tanto en ti, porque la felicidad de otras personas se convierte en tu manera de ser feliz. Si algo he aprendido es hora de dejar que otros lo aprendan.
    Un saludo.

  38. Pablo Cobo García dice:

    ¡HOLA!
    Me llamo Pablo Cobo y llevo en este colegio (Salesianos Santander) desde que tengo tres años, aquí he conocido a muchisimas personas que me han marcado como persona, tanto mis profesores, sacerdotes, amigos … y por supuesto, los monitores/as de grupos.
    Llevo viniendo a grupos desde 5º de primaria hasta ahora en 1º de Bachillerato y puedo decir que ha merecido la pena, he tenido varios monitores y todos ellos han sido increibles y me han influido a tomar la decisión de ser monitor y de compartir con los demás todos los años que he vivido yo.
    Gran culpa de mi deseo de ser monitor la tiene un lugar increible llamado Somalo donde conoces a gente de otras comunidades con los que haces muy buenas amistades, pero sobre todo quiero ser monitor gracias a otras personas que como he dicho antes, me han influido, éstas personas son cada uno de los monitores que he tenido desde que soy un crio hasta ahora e incluso los de Somalo con los que tan buena amistad he hecho.
    Desde siempre he participado en las actividades del colegio, cuando era pequeño iba al oratorio, después a grupos, Centro Juvenil… y creo que es el momento de devolver todo lo que he recibido hasta ahora poniendome en lugar del monitor y siguiendo su ejemplo para que las nuevas generaciones puedan disfrutar lo mismo que disfruté yo.
    Espero seguir yendo a grupos los viernes (esta vez de monitor) y también poder ir a ese lugar mágico llamado Somalo para ayudar a los chavales a vivir lo que he vivido yo.
    ¡Un saludo desde Santander!

  39. ANA DIEGUEZ CARRAL dice:

    Mi nombre es Ana Diéguez Carral, premonitora de Santander de 16 que realiza sus estudios actualmente en Santa Clara (1ºBachiller),y me dispongo a exponer mis razones;
    Durante la vida en el colegio y la familia salesiana te das cuenta en cada detalle de todos los que te rodean, de los monitores, los profesores, coordinadores,…y comienzas a pensar cual será el motivo por el que, a pesar de su edad, pierde el tiempo con los jóvenes. Cada persona tendrá su respuesta y razones, pero todos tienen una cosa en común: lo que he recibido debe conocerlo y disfrutarlo las siguientes generaciones. Pero no solo se basa en compartir, también tiene un cierto egoísmo, ya que al dar, recibo mucho mas, experiencias, emociones y los recuerdos. Realmente para mí esto no me supone una pérdida de tiempo ni una novedad, pues mi hermana también vivió esta experiencia de monitora, y me transmitió las emociones que esto formaba.
    Espero algún día llegar a ser como todos los monitores que he tenido, no son perfectos, pero no dejan de ser unos modelos más en mi camino por el colegio desde 1ºESO .Puede que al principio empezásemos como todos en 1º ESO, por la curiosidad de que será esto, como será el campamento, de que va…Muchos se iban quedando por el camino, otros poco a poco iban comprendiendo lo que realmente significa esto, que lo que para uno era hora de rayada, para otros era hora de reunión, de pasar el tiempo con las personas, y aprender con nuestro monitores, que se basaban en Jesús.
    Muchas personas no entenderán esto como escribí al principio, pero a mí no me gustaría quedarme con lo que podría haber sido con el paso de los años, sino con lo que llegare a ser gracias a esto, que no deja de ser una herramienta para madurar y crecer en la vida.
    Un saludo.

  40. Bárbara García dice:

    Hola, me llamo Bárbara, tengo 17 años y estudio 2º de bachillerato en los Salesianos de Santander. Llevo prácticamente toda mi vida en este colegio, desde los tres años, y siempre he denominado a los Salesianos como mi segunda casa, por el trato que he recibido y los valores que me han enseñado.
    Empecé los grupos en quinto de primaria, hasta sexto, y me gustaba ir todos los domingos y encontrarme con mis amigos de clase para jugar un rato y apender cosas nuevas sobre Jesús. También estuve en grupos de 1º y 2º de la ESO, pero en tercero me desanimé y dejé de ir porque fue un mal año para mi, y me afectó en todos los sentidos, hasta volverme más dura con la gente y más pasota. Estuve así hasta el año pasado, en 1º de bachillerato, que fue cuando volví a apuntarme y a cambiar de nuevo, pero esta vez a mejor.
    Los monitores fueron un gran apoyo para mi, me enseñaron a amar la vida y no a mi propia persona. Fui prácticamente todos los días, y llegó el momento final y “Somalo”, una gran amiga me invitó a que fuera, me dijo que lo pasaría genial, y no se confundió.
    En Somalo es donde realmente me di cuenta de que tenía que cambiar, mejorar como persona, me di cuenta de que no estaba sola, tenía amigos y consejeros hasta donde menos me lo esperaba. Y también me di cuenta de que los años en los que dejé de ir a grupos de fe, había perdido el tiempo, una hora cada viernes para valorarme realmente, valorar a los demás y valorar a Jesús.
    Desde entonces, sigo en grupos, y los animadores me han hecho mejorar con esas charlas de “ser mejor persona”, “ayudar a los demás”, “no ser tan egocéntrico” y todas esas míticas frases. Una amiga, la misma de antes, me dijo que si me aputaba a formación de premonitores con ella, y no lo dudé, porque es la ocasión ideal para ser monitora, y enseñar a los chavales a no fracasar como llegué a hacer yo, y para enseñarles a valorar los buenos hábitos, a sus padres, amigos, y la casa salesiana que les está dando esta oportunidad de ser mejores.
    Me sacrificaré a ayudarles, a darles mi apoyo, a sacarles sonrisas, y a dedicarles parte de mi tiempo, como me han estado y están dedicandome a mi mis monitores. Y porque sé que no voy ser la única monitora, sino que habrá más como yo, con los que compartiré mis experiencias como monitora.
    También me animo a ser monitora para no dejar de entrar en esta casa cuando acabe mis estudios, porque siempre he estado en ella, y no quiero abandonarla por completo ni que sea el pasado, quiero que siga siendo parte de mi.
    Bárbara.

  41. María López dice:

    Hola me llamo María López y estudio en los Salesianos de Santader desde… vamos creo que he sido parte de esta familia salesiana incluso antes de nacer. Llevo en el cole desde los 3 años y siempre he asistido a todas las actividades que el cole ha realizado. He ido a grupos de catequesis, a grupos de quintoy sexto, y a todos los grupos de la ESO y bachiller, en fin he recorido todas las estapas de grupos.

    Y ahora me preguntan ¿Por qué quieres ser monitora? La respuesta es dificil. Quiero ser monitora por distintas razones. Una de ellas es que desde que tengo uso de razón y a lo largo de los años, al participar en las diferentes actividades del cole y ver todo lo que se hacía, me llamo mucho la atención, creo que la primera vez que quise ser monitora fue el primer día que fui al Oratorio, creo que desde ese momento sentí algo especial que hizo que me interesara por ello e incluso antes de ejercer de monitor ya sabía que eso me iba a gustar.

    Otras de las razones que me ayudaron a elegir este camino fue mi hermano, que desde que se hizo monitor ya estaba ansiosa por que me llegara mi turno, todas las cosas que me contaba que hacía, los buenos momentos, las charlas, las risas… todo ello hacía que quisiera aun mas ser lo que voy a ser pronto, espero.
    También quiero ser una monitora para poder enseñar todo lo que se a los niños como hicieron conmigo en su día, y aun lo sigen haciendo porque aprender nunca vas a dejar de hacerlo a los largo de la vida, e incluso los niños pueden eneñarte muchas cosas. Tabién es una forma de enseñar los valores cristianos, de formar a otros niños y formarte a ti mismo, verlos crecer y verte a ti crecer como persona, con los valores de esta casa, de la casa salesiana y que siga enseñanado a otros niños y niñas porque es un labor maravillosa y que los niños no lo olvidaran jamás, ninguna de las personas que han pasado por esta casa y ha ido a grupos a olvidado lo que aprendieron.

    Y también quiero ser monitora para ayudarles a ser ellos mismo, soy monitora ahora del Oratorio y la recompesa más satisfactoria es ver la sonrisa y la alegría en sus rostros, el saber que estas haciendo las cosas bien, que les ayudas y que ellos te lo agradecen y quero seguir haciendo, quiero seguir viendo esas caras de felicidad cuando hablan contigo y se sienten agusto contandote sus cosas y que tu puedas ayudarles.

    En resumen quiero seguir siendo monitora para seguir formado parte de esta labor y formar parte de la vida de esos chavales, de haber aportado un granito de arena en cada uno de ellos y que les haya ayudado a crecer como persona y sobre todo que ellos me hayan enseñada muchas cosas más.

    Un saludo, María.

  42. Raquel Argüello dice:

    Hola a a todos, soy Raquel, y aunque este año estoy estudiando en un instituto, llevo en este colegio desde que tenía apenas 3 años.
    Desde que comenzaron las actividades como por ejemplo Logroño en primaria o grupos en secundaria, he participado en todo. En verdad, al principio, los primeros años no sabía muy bien porque lo hacía, supongo que era lo normal, lo que se llevaba, la gran mayoría de chavales iban a grupos. Pero con el paso del tiempo cada vez faltaba más gente pero podía ver que unos pocos seguían. Yo entre ellos. Nunca he querido alejarme de este colegio, ni de su gente ni de su tipo de enseñanza, me gusta el trato que tienen con los jovenes y los valores que transmiten.
    En este tiempo ha pasado mucha gente a mi lado, he tenido muchos monitores de los que he aprendido cosas y me han enseñado, todos distintos pero unidos por la fe de los salesianos. Éstos son una gran familia en la que siempre tendrás un hueco, en la que podrás escuchar y ser escuchado y te podrán ayudar a encontrarte a ti mismo. A mi me gustaría un día poder hacer lo que ellos hicieron conmigo, y estar frente a unos chavales que se ven en la misma situación en la que un día yo estuve y aportarles lo que a mi me han aportado.
    Por último me gustaria dar las gracias a los Salesianos, por la labor que están haciendo y el esfuerzo y las ganas que ponen.

  43. Lucía García Sacristán dice:

    ¿Y por qué quiero ser yo animadora?
    Bueno… La verdad es que la pregunta no es fácil poque son tantas las cosas y los motivos por los que quiero serlo que es muy dificil resumirlo en tan pocas líneas…
    Soy Lucía, estudio en el IES de Astillero, pero llevo en el colegio Salesianos, en esta casa tan maravillosa desde que empecé a tener uso de razón, es decir, prácticamente toda mi vida.
    Este colegio me ha enseñado tantas cosas, que uno de mis deseos mas grandes es intentar transmitir la milésima parte de lo que me han enseñado a mi. Me han enseñado a ser yo, a valorar todas y cada una de las cosas que nos rodea, y sobre todo, a aprender a ser una gran persona. Por eso, considero que ser animadora me puede dar la oportunidad de poder enseñar una pequeña parte de lo que me han enseñado y transmitido a mi todas y cada una de las personas que han formado parte de este viaje.
    Otro de mis puntos fuertes son los niños, me encantan los niños y pienso que el aprendizaje y la formación seria mutua porque ellos me enseñarían y seguirían formando parte de mi formacion como persona.
    Hay mucha gente que se pregunta que porque se hace esto si no hay recompensa. Y para mí la recompensa seria ser consciente y ver el resultado de que he formado a unas grandes personas. Y que esas personas sean capaces de hacer lo mismo.
    Son tantos los motivos que me incitan ser animadora…
    Adiós!!!!!!!!!!!!!!!!

  44. Carlos Cobo dice:

    Hola, me llamo Carlos Cobo y os voy a poner las razones por las que quiero llegar a ser animador .
    Llevo en los Salesianos desde los 3 años y desde 5 de primaria en los grupos de fe, al principio me apunté porque iban todos y mi hermano mayor tambien estaba en grupos, siempre oía hablar de un campamento de verano llamado Somalo pero yo no sabia que era, el primer año que vas ya te marca para toda la vida y ya no vas a grupos porque van todos sino porque sabes que es algo diferente y especial, muchos de mis amigos que no son de este colegio no entienden que esto de “grupos de fe” y porque es tan importante Somalo, pero la verdad es que yo tampoco soy capaz de explicarles lo que se vive aquí. Una de las razones mas fuertes por las que quiero ser animador es para seguir yendo a Somalo, siempre he ido como chaval y la verdad es que sin los monitores no es lo mismo, son los que dan vida a este campamento y me gustaria hacer que otros chavales sientan lo mismo que siento yo cuando voy a Somalo. Porque la verdad es que es dificil encontrar un sitio mejor al que ir en verano, irte de vacaciones a Londres, Madrid o Benidorm es muy bonito pero Somalo, es Somalo, este campamento ha sido y es muy especial para mi y por eso quiero ayudar a que lo sea para muchos mas chavales.
    Otra razón por la que quiero ser animador es porque quiero que los chavales a los que de grupos me vean como yo veo a los monitores que tengo o he tenido, quiero ser una persona en la que puedan confiar y que no me vean como su monitor de grupos sino como un amigo porque asi es como veo yo a mis monitores, esto es lo que hace grande a esta casa, que es una familia.

  45. Javier BUSTAmante dice:

    Hola a todos, me llamo Javier Bustamante, aunque de un tiempo a esta parte me he quedado sólo con el Busta.
    No había cumplido ni tres años cuando empezé a venir a este colegio, no por ninguna razón en especial, simplemente por cercanía. Poco a poco fui creciendo, dejando la plastilina y los rotuladores atrás, empezando a escribir en los cuadernos con el boli… Y fue entonces cuando sin darme cuenta, empezó toda esta aventura. Era tercero de primaria y empezé a dar catequesis en el colegio, digamos que era como una clase particular de religión y que al final de todo te decidías a dar tu primer paso consciente como cristiano. Yo no lo pensé, dije que sí y acabé haciendo la comunión y después viniendo a misa los domingos. Todo esto fue más que nada por inercia, estaba dando clase en un colegio religioso y practicar la religión no era nada extraño.
    La diferencia se marcó al pasar de etapa, ya no nos dedicabamos a venir a misa, ahora nos reuníamos los viernes por la tarde y aunque nosotros pensábamos que íbamos a aprender oraciones y cosas del estilo, nos equivocabamos. Había unas personas llamadas monitores, que venían gratis y nos hacían hablar de temas muy variados, fuimos ceciendo, y también la importancia de lo que hablabamos, nos centrabamos más en las personas.
    Todo esto ha continuado en Bachillerato, y nuestro paso por los grupos de fé va llegando a su fin. Puede que haya gente que nos mire raro cuando le decimos que vamos a “Grupos” pero a mí personalmente no me importa, ha sido algo que me ha ayudado a reflexionar, a plantearme mi futuro y a crecer como persona. Así que, al igual que a mí me ha servido para algo, puede que otros también. Yo pienso que nadie puede obligarte a tener fe, a hacerte pensar de una determinda manera , pero lo que si que creo es que, una sola persona puede hacerte pensar, y aunque no te des cuenta, marcar un antes y un después en ti, porque la clave es que seas TÚ el que sepa si el camino ha valido la pena.

  46. Ángel Gómez dice:

    Hola, soy Ángel, y me gustaría responder a esta pregunta lo mejor posible, pero para entender de verdad la respuesta primero hay que vivir muchas experiencias, aun así, voy a intentarlo.

    ¿Por qué quiero ser animador?

    Yo he estado en el colegio desde 1º de primaria a 4º de ESO, y en esos años he conocido gente que me ha ido marcando poco a poco, ya que la decisión de ser animador no se concibe en un día, ni por ir a Somalo, sino que esas ganas de seguir educando a chavales que vienen detrás, de enseñarles los valores de Jesús ,que nos hacen mejores personas, de continuar con esto, etc. se forjan poco a poco. Cada persona aporta algo, grano a grano se forma la montaña de ilusión que te hace tirar para adelante, aunque tengas muchas cosas que hacer y poco tiempo, lo sacas de donde sea. Es un camino largo pero lleno de alegrías y buenas experiencias.

    Yo creo que esa es mi razón para ser animador, el ayudar a que los chavales continuen ese camino y no se pierdan ni se desvíen, educarles, escucharles, apoyarles, hacerles reír y que se lo pasen bien, que me vean como alguien cercano, aportarles ese grano de arena, y sobre todo tengo como objetivo aprender de ellos y que ellos me vean como yo he visto a los que me han acompañado en este camino, como un verdadero amigo.

    Espero que esta formación que estamos recibiendo unos cuantos de 1º y 2º de Bachillerato nos sirva mucho para que en un futuro no muy lejano, los chavales que llegan cada año, vivan la experiencia tan intensa como la hemos vivido nosotros siempre.

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] ACCEDE A ESTA WEB, PINCHA AQUÍ [...]



Escribe tu comentario

Cuéntanos algo...
y, si quieres poner tu gravar, pulsa gravatar